OSTEOPATIA

¿Qué es la osteopatía?

 

La osteopatía es un conjunto de técnicas manuales no invasivas enfocadas al diagnóstico y tratamiento de disfunciones en el cuerpo humano.

 

Se trata de una disciplina que ha demostrado una gran popularidad a lo largo de los años, por su amplia efectividad y sutileza.

 

Con un gran enfoque holístico, la osteopatía busca la recuperación de todas las estructuras y tejidos del cuerpo humano. En función del diagnóstico se realizarán diferentes técnicas de osteopatía, aplicadas a órganos vitales, vísceras, huesos, músculos, ligamentos, tendones…que se verán ampliamente beneficiados.

 

Además, busca prevenir la aparición de disfunciones que alteran o pueden alterar  el estado de salud de las personas.

 

La osteopatía fue creada en el siglo XIX por el médico Dr. Andrew Taylor Still, quien estudió el cuerpo como un “todo” y encontró profundas relaciones entre el sistema músculo esquelético y el resto de estructuras.

 

¿Qué hace un osteópata?

 

El osteópata busca recuperar la salud del paciente a través de la manipulación física, consiguiendo mejoras de la movilización articular y tensión muscular. Su objetivo es encontrar y restaurar los desequilibrios del cuerpo para posteriormente poder tratarlos.

 

Está indicada para patologías de diversa índole, como dolores y contracturas musculares, lumbalgias, disfunciones de la articulación temporomandibular, vértigos y problemas del sueño

 

Tipos de Osteopatía

 

En función de los objetivos, diagnóstico y tratamiento, la osteopatía se puede clasificar en tres grandes grupos.

 

  • Osteopatía estructural: Utiliza un conjunto de técnicas manuales para tratar disfunciones de movilidad, problemas de postura y musculares, enfocándose en la recuperación de la columna vertebral y traumatismos asociados. Busca corregir descompensaciones, principalmente de la columna, que puedan afectar a otras partes del organismo.
  • Osteopatía craneal: También conocida como terapia sacro craneal, se centra en los problemas craneales y del sistema nervioso central. El osteópata utilizará sus manos para detectar ligeros cambios en la tensión del cuerpo, y aplicará el tratamiento a través de pequeñas manipulaciones del sacro y el cráneo. Presenta beneficios en el sistema hormonal, sistema nervioso somático o vegetativo, entre otros.
  • Osteopatía visceral: Enfocado a los órganos y vísceras, el osteópata aplica técnicas para mejorar  el flujo sanguíneo y liberar esos tejidos.  Mediante palpación y técnicas suaves, se promueve la eliminación de la tensión, siendo la osteopatía visceral muy indicada para problemas relacionados con los órganos, como el colon irritable, gastritis, estreñimiento, problemas respiratorios, vasculares…etc.

 

En nuestra clínica de fisioterapia y osteopatía en Madrid Recupérate ya, utilizamos un abordaje global del paciente, en el que combinamos la osteopatía con otras técnicas de fisioterapia como la punción seca, neuromodulación, diatermia… etc., consiguiendo acortar los plazos de recuperación y mejorando la salud de nuestros pacientes.