Fisioterapia para dolor pélvico

En los últimos años la fisioterapia ha desarrollado tratamientos eficaces para el dolor pélvico. La fisioterapia especializada en suelo pélvico puede tratar diferentes patologías como la incontinencia urinaria y fecal, endometriosis, neuralgia del pudendo, postcirugía pélvica, etc.

 

El objetivo de la fisioterapia para el dolor pélvico crónico y agudo debe ser mejorar la funcionalidad de todo el conjunto del suelo pélvico, lo que reducirá el dolor y mejorará la calidad de vida del paciente.

 

Qué es dolor pélvico crónico

 

Se considera dolor crónico aquel que tiene una duración de al menos 6 meses. En la pelvis, el dolor crónico se ubica fundamentalmente en la parte inferior de la misma, pudiendo irradiar a otras zonas como el abdomen o lumbares. Esta patología tiende a afectar hasta a 1 de cada 6 mujeres.

 

Cuáles son los síntomas

 

Los síntomas varían dependiendo de cada persona, pero los más comunes son los siguientes:

 

  • Dolor, que puede ser constante o intermitente
  • Presión / pesadez en la pelvis
  • Dolor en las relaciones sexuales
  • Dolor durante o después de orinar/defecar
  • Incontinencia Urinaria
  • Sensación de vejiga incompleta tras orinar
  • Dificultad para conciliar el sueño, insomnio
  • Ansiedad / depresión
  • Problemas de memoria/concentración

 

Qué causa el dolor pélvico crónico

 

Las causas del dolor pélvico crónico pueden ser diversas. Estas incluyen problemas musculo-esqueléticos (tensión muscular, inflamación, traumatismos), cirugías, endometriosis, síndrome de la vejiga dolorosa (ciscitis intersticial), etc.

 

Con frecuencia, los pacientes con dolor pélvico crónico tienen su musculatura del suelo pélvico hiperactiva, lo que impide su correcto funcionamiento y causa dolor. La fisioterapia específica para suelo pélvico puede ayudar a relajar estos músculos (que a menudo reducen los síntomas de dolor y de disfunción vesical, intestinal y sexual).

RESERVA CITA
dolor pelvico cronico

Tratamiento del dolor pélvico en Recupérate Ya

 

En un primer momento se debe realizar una valoración exhaustiva del paciente con el objetivo de conocer toda la sintomatología y poder determinar la causa del dolor. En nuestro nuestro centro realizaremos una valoración ecográfica con el objetivo de obtener una imagen objetiva del estado del suelo pélvico y medir su evolución.

 

En función del diagnóstico, aplicamos tratamientos como la electrolisis percutánea intratisular o la neuromodulación para conseguir relajar la musculatura y normalizar el sistema nervioso de forma eficiente.

 

Además, contamos con la tecnología tesla chair, un asiento que emite energía electromagnética de alta intensidad que produce un efecto neuromodulador (con el objetivo de eliminar el dolor) y regenerador del tejido muscular y óseo. Se trata de un tratamiento eficaz y cómodo ya que el paciente no tiene la necesidad de desvestirse.

OTROS TRATAMIENTOS DE NUESTRA CLÍNICA