RADIOFRECUENCIA INDIBA – DIATERMIA

La diatermia consiste en un tratamiento de fisioterapia que está reportando enormes éxitos en los últimos años. Está muy indicado como complemento a otras técnicas, como la terapia manual o la osteopatía.

 

La radiofrecuencia Indiba permite el tratamiento de lesiones agudas y crónicas de diversa tipología, gracias a la penetración de ondas de radiofrecuencia que llegan a las capas profundas del organismo, zonas que no pueden ser eficientemente tratadas con las manos.

 

La diatermia es, por tanto, un tratamiento de fisioterapia no invasivo, seguro e inocuo que activa los procesos antinflamatorios y mecanismos de recuperación del cuerpo humano.

 

La radiofrecuencia Indiba funciona gracias a una máquina que emite ondas de radiofrecuencia, consiguiendo estimular las células afectadas por una lesión o deterioro por el paso del tiempo. De esta manera se logra mejorar la circulación y oxigenación de los tejidos.

 

Aplicaciones y beneficios de la radiofrecuencia Indiba / diatermia

 

La diatermia tiene múltiples aplicaciones, y está indicada para procesos agudos y crónicos (patologías con una duración de más de 6 meses). Su uso, que debe estar supervisado por un fisioterapeuta presenta diferentes aplicaciones:

 

Fisioterapia deportiva

 

La diatermia está indicada para patologías derivadas de actividad física. Promueve una mayor velocidad de recuperación en el deportista. Su efecto analgésico y regenerativo está indicado para el tratamiento de lesiones como contracturas musculares, tendinopatías, fracturas óseas… etc. Además destaca  su aplicación para prevención de lesiones dado que prepara los tejidos para soportar cargas de trabajo físico.

 

Fisioterapia Post – quirúrgica

 

Tras una intervención quirúrgica, la zona queda sensibilizada y por tanto es importante recuperar lo antes posible su estado óptimo. Para ello, la diatermia mejora la circulación sanguínea, con lo que se consigue estimular la reabsorción de edemas, cicatrices, flacidez cutánea o tensión muscular, entre otras.

 

Fisioterapia músculo-esquelética

 

Dentro de las patologías más tratadas con esta técnica en nuestra clínica Recupérate ya, encontramos fascitis plantar, fibrosis muscular, síndrome del túnel carpiano, lesiones del tendón de Aquiles, síndrome de dolor miofascial y puntos gatillo