Fisioterapia Ondas de choque en Madrid

Contamos con el prestigioso equipo de ondas de choque de Storz Medical, reconocido a nivel mundial como una referencia en la tecnología de ondas de choque. Este equipo garantiza la excelencia y la eficacia en nuestros servicios, respaldado por la calidad y la innovación que caracterizan a Storz Medical en este campo.

 

La terapia con ondas de choque es un tratamiento no invasivo que genera ondas acústicas de alta energía que se aplican directamente sobre una lesión a través de la piel.  El propósito de la terapia es desencadenar factores bio-estimulantes y promover la respuesta curativa natural del cuerpo.

 

¿Cómo funciona la terapia con ondas de choque?

 

La terapia con ondas de choque es una modalidad cada vez más común en fisioterapia. La terapia con ondas de choque se utiliza en el tratamiento de muchas afecciones musculoesqueléticas, principalmente aquellas que involucran tejidos conectivos como ligamentos y tendones.

 

La terapia con ondas de choque ofrece a los fisioterapeutas otra herramienta para la tendinopatía crónica y persistente. Hay algunas afecciones de los tendones que simplemente no parecen responder a las formas tradicionales de tratamiento, y tener la opción del tratamiento con ondas de choque le permite al fisioterapeuta disponer de otra herramienta en su arsenal.

 

La terapia con ondas de choque es también es adecuada para personas que tienen lesiones crónicas (más de seis semanas de duración) que no han respondido a otros tratamientos. Están recomendadas en lesiones crónicas de epicondilitis/epitrocleitis, tendinitis calcificada del hombro, fascitis plantar, o espolón calcáneo.

Ondas de choque en Recupérate Ya Madrid

 

Se ha demostrado que la terapia con ondas de choque trata eficazmente las siguientes afecciones:

 

  • Pies: espolones calcáneos, fascitis plantar, tendinitis de Aquiles
  • Calcificaciones
  • Codo: codo de tenista y golfista.
  • Hombro: tendinosis calcificada de los músculos del manguito rotador
  • Rodilla – tendinitis rotuliana
  • Cadera – bursitis
  • Parte inferior de la pierna: calambres en las espinillas
  • Parte superior de la pierna: síndrome de fricción de la banda iliotibial
  • Contracturas y puntos gatillo musculares
  • Dolor de espalda: regiones de la columna lumbar y cervical y dolor muscular crónico.

 

Después del tratamiento, es posible que experimente dolor, sensibilidad o hinchazón durante unos días después del procedimiento, ya que las ondas de choque estimulan una respuesta inflamatoria primaria que induce al tejido a su recuperación. Por ello, es importante no tomar ningún medicamento antiinflamatorio después del tratamiento, ya que puede ralentizar los resultados.

 

Al finalizar su tratamiento, podrá volver a la mayoría de sus actividades habituales casi de inmediato.

OTROS TRATAMIENTOS DE NUESTRA CLÍNICA