Fisioterapia tratamiento de calcificaciones en Madrid

La tendinitis calcificada ocurre cuando se forman depósitos de calcio en algún tendón del cuerpo. Los tejidos alrededor del depósito pueden inflamarse, causando mucho dolor en la zona. Es una situación bastante común que afecta con más frecuencia a personas mayores de 40 años.

 

La mayoría de calcificaciones se producen en el hombro

 

Las tendinitis calcificadas se producen mayoritariamente en los tendones del manguito rotador. El manguito rotador está formado por varios tendones que conectan los músculos alrededor del hombro con el húmero (el hueso más grande de la parte superior del brazo). Los depósitos de calcio generalmente se forman en el tendón del manguito rotador llamado tendón del supraespinoso.

 

No obstante, pueden aparecer también en otros tendones del cuerpo (rodilla, cadera, etc)

 

Tipos de calcificaciones

 

Hay dos tipos diferentes de calcificaciones en los tendones:

 

  • Calcificación degenerativa: El desgaste propio del envejecimiento es la principal causa de este tipo de calcificaciones. A medida que envejecemos, el flujo de sangre a los tendones del manguito rotador disminuye lo que a su vez debilita el tendón. Debido al uso y desgaste a medida que usamos nuestro hombro, las fibras de los tendones comienzan a deshilacharse y rasgarse, como una cuerda desgastada.
  • Calcificación reactiva: La calcificación reactiva es diferente ya que su causa no está tan clara. No parece estar relacionado con la degeneración, aunque es más probable que cause más dolor en el hombro que la calcificación degenerativa.

Síntomas mas comunes

 

Mientras se deposita el calcio, es posible sentir un dolor leve a moderado, o incluso no tener ningún dolor.

 

Por alguna razón desconocida, la tendinitis calcificada se vuelve muy dolorosa cuando los depósitos se reabsorben. El dolor y la rigidez de la tendinitis calcificada pueden hacer que pierda el movimiento de la articulación. Mover la articulación puede volverse doloroso y en su forma más severa, el dolor puede interferir con su sueño.

 

Tratamiento fisioterapéutico de calcificaciones en Recupérate Ya Madrid

 

El especialista realizará un historial detallado y un examen físico completo del área afectada por la calcificación. Aplicaremos la ecografía para confirmar que el problema se debe a una calcificación.

 

El primer objetivo será reducir el dolor y la inflamación, para posteriormente empezar un proceso de regeneración y normalización del tendón. Para ello, aplicaremos técnicas como la neuromodulación, ultrasonidos, diatermia y magnetoterapia de alta intensidad. En algunos casos también se podrá aplicar la electrolisis percutánea.

 

También aplicaremos ondas de choque, que han demostrado una alta eficacia en la reabsorción de calcificaciones.

 

El fisioterapeuta complementará lo anterior con un programa individualizado de fortalecimiento y estiramiento del tendón afectado para disminuir la presión del calcio en el tejido. Recomendará cambios en la actividad diaria del paciente para evitar recaídas.

OTROS TRATAMIENTOS DE NUESTRA CLÍNICA