DOLOR LUMBAR Y CERVICAL

Tanto el dolor cervical como el lumbar se han convertido en motivos usuales de consulta. Actualmente en nuestro centro de fisioterapia en Madrid Recupérate ya estamos consiguiendo un gran alivio del dolor en pocas sesiones, evitando que la lesión se cronifique o que el paciente tenga recaídas con el paso del tiempo.

 

¿Qué es el dolor lumbar?

 

Se trata de una patología muy común en la actualidad debido al estilo de vida y las largas jornadas laborales que someten a nuestra espalda a mucho estrés y tensión muscular. Este tipo de dolor, que se suele identificar en primera instancia como “dolor de riñones”, puede causar molestias en otras zonas, como en los glúteos, ingles o incluso puede provocar dolores que desciendan por la pierna (ciática).

 

En términos generales, la lumbalgia es un dolor que comienza en la zona lumbar y que provoca rigidez y aumento del tono muscular. Puede tener múltiples orígenes (traumatismos, psicosomáticos, neurológicos, etc.) y puede aparecer tanto en personas jóvenes como en  mayores e igualmente en personas que practican deporte o que son sedentarias.

 

¿Qué es el dolor cervical?

 

El dolor cervical es otro de los dolores más comunes en nuestra sociedad. Dado que las cervicales tienen el objetivo de sostener la cabeza, esta zona tiene tendencia al desgaste y a la acumulación de tensión muscular.

 

En este dolor, que afecta a la parte posterior del cuello, son vulnerables músculos, huesos, ligamentos y tendones pequeños y con tendencia a la inestabilidad. Los síntomas más comunes de la cervicalgia son la rigidez muscular, dificultad de movimiento, mareos, cefaleas o dolor en la articulación temporomandibular.

 

Que soluciones proponemos

 

En nuestra clínica de fisioterapia avanzada en Madrid disponemos de múltiples tratamientos que han demostrado una alta eficacia en el control y mejora del dolor cervical y lumbar.

 

El enfoque terapéutico dependerá de la valoración clínica del paciente por nuestro equipo de fisioterapeutas, y se propondrá un tratamiento específico en el que se incluirán técnicas como la terapia manual o la osteopatía.

 

En caso de observar contracturas musculares y puntos gatillo asociados a un síndrome de dolor miofascial, se podrán utilizar técnicas como la punción seca o EPI  que han demostrado una alta eficacia en este tipo de patologías.

 

En clínica Recupérate Ya estamos especializados en el dolor espalda. Contamos con una amplia experiencia y formación, y junto con el uso de tecnología puntera como la ecografía, conseguimos diagnósticos y tratamientos eficaces y precisos, realizando un continuo seguimiento de la evolución del dolor de espalda en nuestros pacientes.