¿Fascitis plantar… debo andar o hacer reposo?

Mucha gente piensa que los pies son una de las partes con menos importancia del cuerpo humano. Sin embargo, probablemente cambiarían de opinión si padecieran fascitis plantar. El dolor en los pies muy común debido a su compleja estructura. Hay 26 huesos, articulaciones, ligamentos, músculos y tendones en ellos. En este post hablaremos sobre la fascitis plantar, y valoraremos si es una buena idea caminar cuando se sufre.

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascia plantar es una banda de tejido (fascia) que conecta el hueso del talón con la planta de los pies. La fascia plantar «se pega» en el arco de tu pie. Su función es amortiguar el impacto al correr y caminar, y apoyar el arco del pie. A veces, este tejido desarrolla inflamación, una condición conocida como fascitis plantar. Los síntomas de la fascitis plantar incluyen:

  • Dolor en el talón o la planta del pie
  • Quemazón en toda la planta del pie
  • Dolor después de hacer ejercicio
  • Rigidez articular

Un signo claro de la fascitis plantar es el dolor al dar los primeros pasos después de estar mucho tiempo sin apoyar los pies (por ejemplo, al levantarte por la mañana y poner los pies). Después de dar unos pocos pasos, el dolor puede mejorar un poco, pero a medida que avanza el día, el dolor puede aumentar. El ejercicio puede empeorar el problema.

¿Cuáles son sus causas?

La fascitis plantar, una afección dolorosa y común, puede afectar a algunas personas y a otras no. Las razones pueden ser diversas:

  • Pronación excesiva: los pies se inclinan hacia afuera al caminar.
  • Pies planos o arcos plantar.
  • Pasar mucho tiempo de pie.
  • Sobrepeso.
  • Cambios en el calzado o aumento del nivel de actividad.
  • Uso de calzado inadecuado.
  • Tensión en los músculos de la pantorrilla o en el tendón de Aquiles.

¿Cómo se diagnostica?

Es fundamental buscar la opinión de un fisioterapeuta o traumatólogo si experimentas dolor compatible con una fascitis plantar.

Durante la evaluación inicial, tu fisioterapeuta realizará un examen detallado, indagando sobre el inicio y la naturaleza del dolor. Se prestará especial atención a la hinchazón, sensibilidad, reflejos del tobillo y pie, alineación y rango de movimiento. Este proceso de diagnóstico le permitirá establecer un plan de tratamiento adecuado para ti.

¿Qué tratamientos existen para la fascitis plantar? ¿ayuda caminar?

La fascitis plantar puede tratarse. Cada paciente es diferente y algunos incluso experimentan alivio cambiando de zapatos. Caminar después de estar acostado o sentado por un tiempo puede aliviar los síntomas, ya que la fascia se estira. Sin embargo, el dolor empeorará gradualmente a lo largo del día, volviéndote muy incómodo y afectando tus actividades diarias normales. De hecho, caminar podría inflamar más la fascia plantar, aumentando la importancia de la lesión.

Si bien no es solo caminar lo que podría agravar la patología, si usas los zapatos inadecuados o haces mucho deporte, la fascitis plantar podría empeorar.

El tratamiento para la fascitis plantar puede extenderse hasta un año desde el inicio del tratamiento. A continuación, te proponemos algunos consejos que puedes realizar en casa para aliviar el dolor:

  • Cambiar tus zapatos por aquellos que soporten el arco y amortigüen el pie.
  • Evitar correr o caminar en superficies duras.
  • Aplicar hielo en el pie y el talón.
  • Descansar y elevar el pie.
  • Estiramientos para la fascia plantar.
  • Tomar medicamentos antiinflamatorios como ibuprofeno.
  • Estirar los dedos de los pies y los gemelos.
  • Tratamientos de fisioterapia, como las ondas de choque, han resultado un alto grado de eficacia para esta lesión.

Cuando se trata del tratamiento de la fascitis plantar, el mejor consejo es ser paciente. Aliviar el dolor completamente puede llevar tiempo. Es esperable que pocas semanas después de iniciar el tratamiento, tus síntomas empiecen a reducirse gradualmente.