remedios naturales para la disfunción eréctil

Remedios Naturales para la Disfunción Eréctil

Algunas personas recurren a tratamientos naturales, remedios caseros o cambios en el estilo de vida para tratar la disfunción eréctil (DE). Entre estos se incluyen el ginkgo biloba, el ginseng, la acupuntura y el yoga. Sin embargo, en algunos casos, pueden ser necesarios tratamientos médicos para abordar una causa subyacente.

La disfunción eréctil (DE) es una condición común que se refiere a la incapacidad recurrente para lograr o mantener una erección lo suficientemente firme y duradera para mantener relaciones sexuales. La DE puede deberse a factores físicos o psicológicos, como problemas con el flujo sanguíneo o ansiedad por el rendimiento sexual. Someterse a una prostatectomía (cirugía de extirpación de la próstata) suele provocar efectos secundarios en el control de la orina y/o la erección del pene.

No es raro experimentar problemas con las erecciones ocasionalmente. Sin embargo, si ocurre de manera rutinaria y afecta la vida de una persona, existen diversos tratamientos que pueden probar.

Este artículo analiza varias opciones de tratamiento para la DE, que incluyen remedios naturales, medicina alternativa y medicamentos.

Cómo tratar la disfunción eréctil

La DE ocurre cuando el flujo sanguíneo al pene está limitado. Determinar su causa puede ayudar a las personas a encontrar los tratamientos más apropiados. En algunos casos, la DE tiene una causa física, como una afección médica tratable o un problema de circulación. Tratar cualquier condición subyacente será beneficioso. Las personas pueden tomar medidas para mejorar su circulación, como hacer ejercicio regularmente, dejar de fumar o realizar cambios en la dieta.

Un médico también puede recomendar medicamentos recetados para la DE, como el sildenafilo (Viagra). Algunas personas también prueban tratamientos naturales o alternativos, como píldoras de venta libre, remedios herbales y acupuntura.

Remedios Naturales para la impotencia sexual en hombres

L-arginina

La L-arginina es un aminoácido, un componente fundamental de las proteínas. Actúa como vasodilatador, lo que significa que puede ayudar a dilatar los vasos sanguíneos. En teoría, esto podría aumentar el flujo sanguíneo hacia el pene y contribuir a la obtención de una erección. Un estudio de 2017 reveló que muchas personas con disfunción eréctil (DE) presentaban niveles bajos de L-arginina, lo que sugiere una posible conexión entre ambos. Sin embargo, los estudios científicos no han demostrado que tomar suplementos de L-arginina pueda tratar la DE. Se requiere más investigación para determinar la seguridad y eficacia de este remedio. Los efectos secundarios de la L-arginina pueden incluir náuseas, calambres estomacales, presión arterial baja y aumento de los niveles de azúcar en la sangre.

Propionil-L-carnitina

Un estudio más antiguo de 2004 sobre hombres con DE y diabetes encontró que tomar propionil-L-carnitina junto con sildenafil podría mejorar la función eréctil mejor que tomar sildenafil solo. No obstante, se necesitan más estudios para conocer la seguridad y eficacia reales de este tratamiento. Los efectos secundarios suelen ser leves e incluyen erupciones cutáneas, náuseas, diarrea e indigestión. Esta sustancia puede no ser segura para personas con enfermedad vascular, hipertensión, diabetes o cirrosis hepática, entre otras condiciones.

Dehidroepiandrosterona (DHEA)

La dehidroepiandrosterona (DHEA) contribuye a la producción de hormonas sexuales, incluyendo testosterona y estrógeno. Los niveles naturales de DHEA disminuyen a medida que una persona envejece, lo que puede causar una disminución en la función sexual. Aunque algunos estudios sugieren que los suplementos de DHEA podrían ayudar con la DE, otros no han encontrado evidencia de sus beneficios. La DHEA generalmente causa pocos efectos secundarios cuando se toma oralmente en las dosis recomendadas. Los posibles efectos secundarios pueden incluir fatiga, dolores de cabeza, acné y latidos cardíacos irregulares.

Ginkgo biloba

El Ginkgo biloba puede aumentar el flujo sanguíneo hacia el pene, mejorando así el deseo sexual y contrarrestando la DE. Sin embargo, el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) indica que no hay evidencia sólida de que el ginkgo sea beneficioso para alguna condición de salud. Los efectos secundarios de este suplemento incluyen dolores de cabeza, mareos, malestar estomacal, palpitaciones y estreñimiento.

Ginseng

El ginseng, o Panax ginseng, es un remedio casero popular. Ciertas sustancias químicas en esta planta pueden favorecer la relajación de los músculos lisos del cuerpo, ayudando así a lograr una erección. Un estudio de 2012 sugirió que el extracto de bayas de ginseng podría ayudar a tratar la DE leve a moderada, aunque se necesita más investigación de alta calidad para confirmarlo. No obstante, un estudio más reciente concluyó que el ginseng podría tener efectos insignificantes en la función eréctil. El efecto secundario más común del ginseng es el insomnio. Otros efectos secundarios incluyen aumento del ritmo cardíaco, presión arterial alta o baja y dolores de cabeza.

Yohimbina

La yohimbina, componente principal de la corteza de un árbol africano, es un afrodisíaco tradicional. El Centro Nacional de Salud Complementaria e Integrativa (NCCIH) informa que no hay suficientes pruebas de que la yohimbina de la corteza de árbol pueda tratar la disfunción eréctil (DE).

Epimedium grandiflorum

También conocido como «horny goat weed» (hierba de la cabra caliente), es un remedio tradicional para aumentar la fertilidad. Un estudio de 2010 encontró que el componente activo de la hierba del macho cabrío, icariina, podría tener efectos positivos en el tratamiento de la DE causada por lesiones nerviosas. Este suplemento suele ser bien tolerado, pero no hay suficientes pruebas para respaldar su uso. Los efectos secundarios pueden incluir náuseas e incomodidad abdominal.

Cambios en el estilo de vida para mejorar la impotencia sexual

Ciertas actividades o la falta de actividad pueden afectar la DE. Aquellas personas que aún no hayan adoptado las siguientes medidas de estilo de vida o autocuidado pueden descubrir que mejoran los síntomas de la DE:

Ejercicio físico

El ejercicio puede beneficiar a la DE al mejorar la presión arterial, el flujo sanguíneo, el estado de ánimo y la resistencia. También es un método efectivo para mejorar la salud general. Los ejercicios de suelo pélvico o tratamientos de fisioterapia como tesla chair y ondas de choque han demostrado eficacia.

Una dieta saludable

Una dieta saludable ayuda a mantener el sistema circulatorio y el resto del cuerpo en buen estado. Consumir una dieta variada y rica en nutrientes reduce el riesgo de enfermedad cardíaca, arterias obstruidas, obesidad y diabetes, que son factores de riesgo para la impotencia sexual en hombres.

Reducir el consumo de tabaco y alcohol

Fumar es un factor de riesgo importante para la DE, ya que reduce el flujo sanguíneo al pene. El consumo excesivo de alcohol también puede tener un efecto.

Reducir el estrés

El estrés y la ansiedad pueden tener un efecto significativo en el deseo sexual y la función eréctil. Fuentes comunes de estrés incluyen la salud, el trabajo, las finanzas y las relaciones. Lee acerca de productos para aliviar el estrés y formas naturales de combatir el estrés aquí.

Medicamentos con receta

Los medicamentos recetados pueden aumentar el flujo sanguíneo al pene. Los cuatro principales medicamentos aprobados para la DE son:

  • Sildenafil (Viagra)
  • Avanafil (Stendra)
  • Tadalafil (Cialis)
  • Vardenafil (Levitra)

Estos medicamentos, conocidos como inhibidores de la PDE5, relajan los músculos en el pene para mejorar el flujo sanguíneo. Los efectos secundarios de los medicamentos recetados para la DE pueden incluir:

  • Dolores de cabeza
  • Congestión nasal
  • Indigestión

Estos medicamentos no son seguros para todos, incluyendo personas con presión arterial muy baja, presión arterial alta no controlada o enfermedad hepática o renal. Además, las personas que toman medicamentos que contienen nitratos deben evitar estos fármacos.

Dispositivos para la disfunción eréctil

Varios dispositivos físicos también pueden ayudar a las personas a obtener y mantener una erección. Por ejemplo, los dispositivos de vacío son bombas mecánicas que crean una erección al succionar sangre hacia el pene.

Hable con su médico especialista

Recomendamos hablar con un especialista sanitario si experimenta impotencia sexual habitualmente. En ocasiones, es esencial el seguimiento y control por parte de un profesional de la salud que le pueda orientar particularmente para mejorar la disfunción eréctil y otros problemas de ámbito sexual.